La page est en train de chargement

Las estafas en el crédito privado

Blog | Crédito | Miscelánea

Las estafas en el crédito privado no solo ocurren a los otros. Descubra nuestros 10 consejos para evitar contratos maliciosos con personas y empresas deshonestas.

El mercado crediticio en Suiza, para bien o para mal, tiene una característica innegable: es muy restringido y regulado. Esto ocurre justamente porque las estafas existen. Así, las tasas y condiciones para acceder al crédito son muy precisas y son establecidas por la Confederación, que es muy exigente. Esto trae seguridad al mercado. Por lo tanto, fuera de estas reglas establecidas por la Confederación Suiza, ¡tenga cuidado!

Los adultos generalmente piensan que no creen en Santa Claus, pero, en una situación difícil, a menudo creen en promesas de contrato milagrosas. De esta manera, muchos terminan cayendo en estafas, creyendo que están haciendo un gran negocio obteniendo un crédito con una tasa de interés muy baja. No se equivoquen, no hay Navidad fuera de temporada. Vea a continuación cómo identificar un fraude crediticio:

  1. Si ha sido contactado por correo electrónico, verifique cuidadosamente si la dirección de correo electrónico parece sospechosa, especialmente si es extranjera. Además, las compañías serias NUNCA usan los servidores de Gmail o Hotmail. Si usted nota alguna de esas cosas, no abra documentos de este correo electrónico.
  2. ¿Ha sido contactado por teléfono o SMS y el número de teléfono está oculto o es extranjero? Ten cuidado.
  3. ¿Recibió una propuesta por email que prometía tarifas ridículas de bajas? Esto se llama publicidad falsa.
  4. Si se le pide que pague un anticipo por las tarifas de registro, no acepte. En Suiza, esto está prohibido por la Ley de Crédito al Consumidor (LCC).
  5. Si una propuesta es demasiado maravillosa y ni siquiera verifica si usted tiene deudas, prosecuciones o los ingresos necesarios para cubrir su financiación, es muy probablemente una estafa. ¡Mejor vete!
  6. Si usted piensa utilizar una compañía de crédito desconocida, asegúrese de que figure en el registro de empresas suizo. Siempre verifique que el número CHE y el nombre de la compañía estén allí. ¡No dejes que quede duda alguna!
  7. Si la compañía de crédito no se preocupa por su situación financiera o profesional, mantenga los ojos abiertos. Sin estas informaciones, ellos no pueden hacer ningún análisis!
  8. ¿La compañía de crédito tiene un sitio web? En ese caso, verifique que estén ubicados en Suiza y que todo esté en orden. Por ejemplo, ¿aparece toda la información obligatoria en su sitio web? ¿Hay transparencia?
  9. ¿No tienen un sitio web u oficina en Suiza? Ya puede empezar a sospechar. Si además nadie a su alrededor los conoce, es mejor abandonarlos. Hay muchas incertidumbres.
  10. ¿Las tarifas propuestas son más bajas que la tarifa mínima autorizada (4.5%)? ¡Ciertamente debe ser Santa Claus!

En resumen, el crédito en Suiza es un servicio para profesionales experimentados. Con ellos, el crédito personal es un contrato de confianza. Por lo tanto, antes de firmar, verifique que todo esté en orden.

Artículo producido por Münür ASLAN, Director de Cashflex MultiCredit Sàrl.