La page est en train de chargement

Divorcio o separación: ¿qué ocurrirá con mi crédito personal?

Blog | Crédito | Miscelánea

En tiempos de incertidumbre como los de hoy, está bueno tener al menos un poco de claridad sobre su situación financiera. Supongamos un caso de divorcio: ¿qué obligaciones hay entre las partes? ¿Quién debería, por ejemplo, pagar un préstamo tomado?

Supongamos que se obtuvo el crédito personal durante o antes de la boda. En este caso, mismo si el contrato de crédito se estableció con base en la situación general de la pareja, el titular de la solicitud de crédito queda como principal responsable de la misma.

Sin embargo, en algunas circunstancias su cónyuge queda responsable de algunos aspectos del crédito personal en cuestión. De hecho, según el tipo de matrimonio, sea un régimen con separación de bienes, o un régimen con comunidad de bienes, este tipo de cuestión financiera será organizado de forma distinta.

Vale la pena recordar que el crédito hipotecario es un caso distinto y no está asociado con el crédito personal. El crédito personal es simplemente un préstamo de consumo.

Si hubo una separación, en principio la comunidad ya no existe: la persona que contrajo la deuda es responsable de ella. Sin embargo, si el acreedor no tiene conocimiento de la separación, puede reclamar el pago de la deuda de ambos cónyuges. Esto se puede validar en el tribunal si se determina que el acreedor actúa de buena fe al declarar que no tenía conocimiento de la separación.

A diferencia del matrimonio con comunidad de bienes, el matrimonio con separación de bienes protege a su cónyuge de las deudas contraídas antes y durante el matrimonio. Sin embargo, en el caso de deudas familiares (gastos del hogar, muebles, automóviles, ropa, comida, atención médica y educación para los hijos), los dos cónyuges son considerados responsables, a menos que la deuda sea demasiado grande para los recursos de uno u otro.

En cuanto al matrimonio con la comunidad de bienes, se crea un compromiso entre los dos cónyuges. Sin embargo, hay variables: el régimen de comunidad de bienes parcial excluye la propiedad y la solidaridad sobre los activos y / o deudas contraídos por el otro cónyuge antes del matrimonio o heredados por sucesión familiar. Por otro lado, hay solidaridad entre los cónyuges frente a compromisos compartidos con pleno conocimiento durante la unión.

Por otro lado, si uno de los cónyuges se propone como el garante del crédito del otro, pase lo que pase, él sigue siendo responsable de la deuda incluso después de la separación.

Aprender sobre el crédito personal no es tan complicado como aprender mandarín, basta buscar información en el lugar correcto, con instituciones de crédito responsables y competentes. Esperamos que esta información le haya sido útil.